Refugio Antiaéreo

El visitante revivirá cómo fueron los bombardeos

Bajo la plaza de Mariana de Pineda (hoy Plaza del Príncipe), los santanderinos construyeron en la primavera de 1937 un refugio para protegerse de los bombardeos de la aviación. Tras su restauración, puede visitarse de forma gratuita.

En los casi cien metros del refugio, el visitante revivirá cómo fueron los bombardeos:

- Se oyen las explosiones y hasta parecen temblar las paredes de hormigón.

- Se va la luz, suenan las sirenas.

- Se ha cuidado hasta los mínimos detalles, como el cable trenzado de la luz que recorre el techo de las galerías, muy similar al de la época, solo que sin corriente.

- Sobre el tejadillo de la entrada se reproduce una silueta de los aviones junker 52 que bombardearon Santander.

Se muestran piezas originales:

- La placa en piedra que recuerda a dos aviadores alemanes que murieron en Santander.

- Un equipo completo de aviador de la Legión Cóndor: el mono de cuero a las botas, a las gafas y su carpeta de documentos.

- Una bomba de 250 kilos, tipo Spen Cylindrische alemana, cedida por el Museo de Aeronáutica de España.

- Fotografías de una casa bombardeada frente a la cárcel provincial de la calle Alta; tejas de la época; juguetes; cromos y muebles destrozados.

Subscríbete

Las mejores ofertas

Abbantage

Nuestro propósito es hacerte la vida fácil

1 Punto = 1 Euro
Mejora de habitación
Noches gratis con tus puntos
Late Check-Out
Ver más ventajas